¿Eres tu de las personas que disfrutan en extremo las cosas que hacen, pero tienen miedo del día en el que tienes que tomar decisiones informadas y sustentadas en números? Es posible que seas una víctima del famoso K.L. Ruin.

K.L. Ruin es un prolífico crítico que vive en el contexto de éste blog y que existe para destruir la vida profesional de las personas, haciéndoles ver sus errores y orillándolos una y otra vez a tomar decisiones no informadas y de éste modo, se alimenta de incautos profesionistas, startuperos, emprendedores, empleados, etc., que se les puede identificar fácilmente por andan gritando agónicamente ¡No entiendo de finanzas ni de costos!. ¡Algunos, inclusive, ni siquiera saben que no saben!

¿Cómo saber si éste villano afecta tu forma de tomar decisiones?

Primero, tienes ansiedad, puede ser baja, mediana o alta, y está provocada por una disyuntiva, es decir, TIENES QUE tomar decisiones de negocios, pero no sabes por donde entrarle al tema. Le preguntas a la persona que más confianza le tienes, o a tu contador y éste te trae cifras que para ti no tienen sentido, su comunicación no fluye como debiera, y el peor de los casos es que sabes que: “Mantenerte como estás te volverá obsoleto o acabará contigo, pero cambiar sin la suficiente información podría precipitar tu fin.”

¿Qué puedo hacer para mejorar mi forma de tomar decisiones?

Te recomiendo usar un análisis de diferencias, que no es otra cosa sino el que puedas enfocar a tu equipo haciéndole la pregunta siguiente para cada una de las alternativas que tienes: ¿Cuáles son los costos que varían y en cuánto cambian los ingresos para cada una de las alternativas? Aquí quiero introducir dos conceptos fundamentales, el primero son los costos e ingresos diferenciales que son los costos, gastos e ingresos de una operación regular de negocio que se incrementarán o reducirán si se elige una u otra alternativa y por lo tanto, el análisis diferencial se enfoca en revisar conceptual y numéricamente éstos cambios (Heisinger y Hoyle, 2012, p.487).

¿Es simple tomar decisiones informadas y analizadas?

Por supuesto que si, pero cuidado. Estoy diciendo que es simple no fácil, cada una de éstas palabras entraña conceptos muy diferentes. Te propongo los siguientes pasos:

4 Pasos para tomar decisiones usando el análisis diferencial.

Paso 1. Define tus alternativas.

La primera etapa de éste proceso para tomar decisiones es definir claramente cuales son las alternativas. No hay análisis numérico que hacer, simplemente tu genialidad dentro del negocio, en tu puesto, todo dentro el ámbito de tus responsabilidades y esperaría, confort. Toma una hoja en blanco, marcadores de colores y escribe con todo detalle, que significa y que hay que hacer, según tu perspectiva, en cada opción que puedes tomar, uno o dos párrafos es suficiente.

Paso 2. Reúnete con tu equipo y comparte las alternativas sobre las que tendrán, en conjunto, que tomar decisiones.

Es importante que el chico o la chica de los números se encuentre en esta reunión y que cada uno de los involucrados le explique a ella o el, exactamente que significa en términos operativos lo que pasará en cada uno de los escenarios planteados.

Paso 3. Tu ejecutivo o ejecutiva de los números deberá analizar y explicarte el porque de cada variación.

Debes de darle un tiempo razonable, recuerda que aveces hacer las traducciones de lenguaje de startupero a los muy estructurados esquemas contables, es complicada. Pero ésto te ayudará a tener un mejor panorama cuanto te toque tomar decisiones. Una vez que tenga éste análisis pide que se reunan para preparar un reporte entre todos, y de ésta forma, en el proceso de ejecución irán entendiendo, priorizando, modificando y validando la información.

Paso 4. Realicen los cálculos para tomar decisiones inmediatas.

En este momento del análisis es muy sencillo realizar los calculos, si todo lo anterior se realizó correctamente. Simplemente es determinar los ingresos nuevos, la contribución marginal de cada alternativa, restar los demás costos que cambiaron y obtener un resultado consolidado. Para mayor claridad encontré el ejemplo siguiente:

¿Qué puedo esperar de un análisis diferencial?

Desde de la perspectiva que te ofrezco, podrás realizar un análisis cualitativo y cuantitativo de cada una de las alternativas que tienes sobre las cuales deberás de tomar decisiones. Por eso existe el paso del trabajo en equipo y del desagregar a profundidad la información. Éste tipo de análisis te servirá para poder tomar decisiones de comprar o fabricar los productos o servicios que tu empresa ofrece, mantener o aliminar categorías o líneas de productos, mantener o no a clientes, aceptar o rechazar pedidos especiales de clientes, entre otros (Heisinger y Hoyle, 2012, p.488).

Sugerencias finales para tomar decisiones.

Imagínate a ti mismo como un experto de los negocios, de la misma manera que un experto mecánico, necesita tener una caja de herramientas para realizar las reparaciones posibles al momento y saber a quien canalizarle los mantenimientos mayores, o saber que tratamiento darle, tu experto en tu negocio requieres unas cuantas herramientas básicas, usa el análisis diferencias como una de las principales para tomar decisiones y no permites que ese malvado de K.L. Ruin, destruya tu carrera con malas críticas. Una decisión bien informada siempre será una buena decisión aunque sus consecuencias sean negativas, pero el análisis realizado para tomarlas te permitirá inclusive, plantear estrategias de adaptación durante la ejecución y minimizar riesgos y maximizar utilidades.

Referencias.

Photo by Kaboompics.com from Pexels obtenida de https://www.pexels.com/photo/female-hand-writing-on-a-paper-6213/

Heisinger, Kurt y Hoyle Joe B. (2012). Accounting for Managers V1.0.