Inteligencia Emocional en el Trabajo.

Repasando nuevamente el libro de Daniel Goleman, la Inteligencia Emocional, me percato de las muchas cosas que he dejado de hacer y que he permitido que pasen por falta de, consistentemente, estar recordando lo básicos en ésta competencia fundamental en éste mundo social y sobre todo, en el mundo del trabajo.

La inteligencia emocional es un conjunto de conocimientos que al ser utilizados deliberadamente, nos permiten tener ciertas características que nos permiten relacionarnos mejor con nuestro entorno social y define, en muchos sentidos, que tan exitosos seremos en nuestra vida laboral (Goleman, 1995).

Por ejemplo escribe Goleman, hablando del desarrollo infantil, resulta ser que los niños más populares son aquellos que tienen ciertas características sociales como la empatía, saber negociar con niños de su misma edad, ofrecer alternativas cuando hay peleas en los juegos, etc. Y que con el tiempo, la falta o existencia de esas facilidades, van moldeando los resultados que obtienen las niñas (y los niños también).

¿Cómo afecta la inteligencia emocional en el trabajo?

Si voy siguiendo el desarrollo de una persona y sus habilidades sociales, pero también de el autoconocimiento y cómo se utiliza todo ésto en el desarrollo personal y profesional, me queda claro como, la personalidad tóxica de algunas individuos que me rodean en el trabajo y en la vida, me han influenciado negativamente, lo bueno es que tiene solución.

Concluyo que lo dicho en el párrafo anterior, es la manera más grave en la cual la falta de inteligencia emocional de algunos individuos dentro de las organizaciones influyen de forma equívoca en el desempeño de todo el grupo. Y es ahí donde debemos prestar mucha atención porque, cuando se daña el desempeño de un equipo, se daña el corazón de la organización.

¿Quién es una persona tóxica?

Es una persona que no ha podido desarrollar correctamente sus habilidades sociales, de modo que, al interactuar con otras personas es difícil que exista una relación de iguales en el trato. Ya sea que la persona tóxica se siente superior o inferior, en cualquiera de éstos casos, se distorciona la comunicación, por ejemplo:

  • El ejecutivo que piensa que siempre tiene todo bajo control y que, al realizar una observación de su trabajo que pudiera influenciar positivamente el desempeño de su equipo, lo toma como una afrenta y no como un crítica constructiva. Me recuerda otro ejemplo de Goleman que menciona que los niños menos populares, lo son también porque en situaciones de estrés, no proponen alternativas salvo las que usaría un acosador (golpear, arrebatar, presionar, etc.), y es así como a veces reaccionan en su vida adulta.

¿Cómo mejorar la inteligencia emocional en el trabajo consistentemente?

Aún estoy en la versión 0.1 de ésta resolución. Para darle solución a éste tipo de problemas hay que crear un listado de comportamiento en nuestras empresas, propongo el siguiente:

  1. Si una situación no te hace sentir bien, es necesario conversarlo con la o las personas que están relacionadas.
  2. Para comunicarte utiliza la estructura XYZ+R. (Morales, 2012) (Cuando tu haces o dices X, siento Y. Me habría gustado que hicieras Z y yo me comprometo a R).
  3. Practicar la respuestas aclaratorias (Siguiendo el punto anterior, el oyente debería decir: Entiendo que cuando yo hago o digo X tu sientes Y. Tu habrías esperado que hiciera Z y tu estas dispuesto a realizar R)
  4. En caso de conflicto, estar dispuestos a negociar dentro de lo posible, pero siempre existe una opción.
  5. Evitar a toda costa retrasar a otros en sus actividades, pidiendo aclaraciones o correcciones de inmediato.
  6. Contesta cada pregunta que se te haga de forma objetiva y neutral.
  7. Evita las confrontaciones, fomenta el diálogo y la discusión. Si ya se alteraron, crea un espacio y tiempo para que se calmen los ánimos y retoma posteriormente.
  8. Recuerda que es tan importante trabajar como descansar. En jornadas largas de trabajo, da pequeños descansos.
  9. Identifica a personas tóxicas y no las etiquetes, se empático y averigua que está causando su comportamiento y actúa para mejorarlo.
  10. Difunde tus decálogo cada día, que todos lo tengan a la mano y lo consulten y hagan referencia a el.

¿De que sirve repasar un decálogo de inteligencia emocional?

Evitará que te pase lo que me sucedió, que al dedicarme a trabajar en los objetivos de la empresa, perdí noción de como fomentar un correcto trabajo en equipo y me permití que una mala cultura organizacional, me influenciara. Entonces, ahora que retomo la inteligencia emocional, me doy cuenta que es muy importante estar deliberadamente informado de la inteligencia emocional para identificarme e identifcar la toxicidad y hacer trabajo para eliminarla y mantener un buen ambiente de trabajo que garantice buenos resultados consistentemente.

Referencias.

Goleman, Daniel (1995). La Inteligencia Emocional ¿Por qué es más importante que el cociente intelectual? Vergara.

Morales, Irene (2012). La brujita aprendiz. Obtenido de https://labrujitaaprendiz.wordpress.com/2012/04/14/esto-deberia-practicarse-a-diario-formula-xyz/