En otras épocas de tu vida, has realizado lluvia de ideas o brainstorming cuando por ejemplo necesitabas crear los temas para tu blog personal o cuando estuviste desarrollando el de tu escuela. Quizá en épocas posteriores también lo utilizaste cuando estabas desarrollando nuevas campañas de marketing digital para diversos clientes que tuviste como freelance, pero enfrentémoslo, todo eso era en un ambiente mucho más controlado y con un ritmo más pausado, no como el que te exige tu puesto de Country Manager.

K.L. Ruin, siempre ha sido un personaje que le gusta exigir a los demás, en ocasiones mucho más de lo que realmente es posible realizarse, justificando que si el pido 100 a veces llegan a entregarle 80, pero si pidiera 80, le darían 60, y por eso quiere pedir 120, para que al menos lleguen a 90. Te lo han dicho más de una vez, el quiere tu puesto porque cree que lo merece más que tu, que vienes de fuera. Cada vez que puede, quiere demostrar al consejo, de manera sutil, los errores que han cometido al contratarte. Hasta el momento ha logrado un par de aciertos y te queda claro que es tu turno, de otro modo empezarán a dudar de tu capacidad.

La empresa está dividida en dos grandes grupos, quienes te apoyan y quienes lo apoyan a el. No podemos evitarlo, siempre que hay equipos numerosos y liderazgos visibles, éstas divisiones serán posibles. No quiere decir que sea inevitable, tan solo que las circunstancias así lo han definido hasta éste momento. Por lo tanto, es tiempo de actuar más deliberadamente para resolver de una vez por todas ésta división.

¿Qué es una lluvia de ideas o brainstorming?

(Wikipedia, n.d.) “también denominada tormenta de ideas, es una herramienta de trabajo grupal que facilita el surgimiento de nuevas ideas sobre un tema o problema determinado.”

Cómo lo indica la definición, al implementar esta estrategia de grupo, estás buscando encontrar medios alternativos para solucionar problemas nuevos o anteriores de formas diferentes. Pero, al mismo tiempo estás empoderando al mismo grupo alrededor de la posible solución, esto es quizá más importante que lo primero.

¿Cuándo es bueno utilizar la lluvia de ideas o brainstorming?

Si tienes un equipo ya habituado en la ejecución eficiente de actividades en grupos, entonces lo debes de ocupar cuando quieras. Los beneficios de la lluvia de ideas son múltiples pero no se obtienen con facilidad. Debes ya tener un equipo que esté acostumbrado a trabajar colaborativamente sin denostar ni criticar de forma equivocada. Dicho de otro modo, tu equipo ya sabe las reglas mínimas y las ejecuta sistemáticamente.

Por el contrario, si no lo haz hecho antes, es muy importante que no quieras improvisar intentando utilizar una estrategia en grupo, cuando el grupo no se encuentra cohesionado y la respuesta es urgente. Debes de ir desarrollando las competencias de tu equipo y muchas veces ésto no se logra de inmediato, y sin embargo, si lo que quieres es de todos modos ejecutarlo, a continuación te indico algunas de las cosas que debes de tener en cuenta:

Lo que si debes hacer y no hacer en un brainstorming.

Varios autores coinciden en que una de los requisitos indispensables, no solo para el brainstorming sino para tener sesiones en grupo adecuadas, es aprender a realizar críticas constructivas a los miembros del grupo. Una de las formas más sencillas para realizar críticas constructivas es utilizando una estructura de comunicación XYZ, que se describe en Inteligencia Emocional en el Trabajo para tener una buena comunicación.

Lo que si debes de hacer en una lluvia de ideas o brainstorming.

Cada uno de los miembros del equipo debe:

  1. Ser un escucha activo y estar seguro de considerar el punto de vista de cada persona.
  2. Fomentar una discusión proactiva de cada una de las ideas que surgen en el proceso.
  3. Permitir que las personas del grupo hablen libremente y sin interrupciones.
  4. Solicitar aclaraciones, clarificaciones, mayor elaboraciones cuando lo considere necesario.
  5. Realizar construcciones mayores sobre las ideas ya listadas.
  6. Considerar todas las ideas independientemente de que parezcan posibles o no. (Garant & Carlson, 2012)

Lo que no debes de hacer en una lluvia de ideas o brainstorming.

Hay algunas cosas que deben de evitar cuando piensas en una lluvia de ideas o brainstorming:

  1. Evita realizar criticas no constructivas a las personas o ideas.
  2. Interrumpir el intercambio de ideas abiertamente.

¿Cuáles son las reglas mínimas del proceso de lluvia de ideas o brainstorming?

Según éste artículo de Harvard Business Review, existen cuatro reglas básicas propuestas por Alex Osborn en los años 50:

  1. Emite tantas ideas como sean posibles.
  2. No te preocupes si las ideas son demasiado locas.
  3. Construye sobre las ideas que la gente ha generado.
  4. No hagas críticas inicialmente.

También, se agregan unas cuantas adicionales en el mismo artículo (Markman, 2017):

  1. Permite a los individuos trabajar primero en solitario.
  2. Toma tu tiempo para el proceso.
  3. Permite que el equipo dibuje.

¿Cómo funcionan todas éstas cosas juntas?

Realizar una sesión de brainstorming o lluvia de ideas es una herramienta más para tu caja de herramientas de Country Manager. No es una improvisación en ningún momento, debes hacer éstas sesiones algo muy claro y programado. Permitir el trabajo previo requerido para llegar a la reunión de ejecución de la sesión bien preparados.

Generar las competencias dentro de los equipos que ejecutarán las sesiones de lluvia de ideas o brainstorming. La más importante es saber realizar críticas correctamente, que no sean destructivas porque éso limitará la voluntad de los miembros del equipo en colaborar. Otra regla muy importante es el permitir que todo mundo participe, colabore, provea y analize, porque es muy factible que haya personas que quieran solamente escuchar y construir sobre lo ya presentado, pero que no crean nuevas cosas y puede ser que éstos personajes puedan aportar ideas muy importantes, todos cuentan, todos son iguales y sobre todo, empodera a la gente a proveer ideas aunque suenen ridículas al principio (Dietz, 2017), es lo que yo llamo pensar en el absurdo.

¿Como ganaste ésta vez contra K.L. Ruin?

Decidiste realizar una serie de sesiones de lluvia de ideas o brainstorming con el objetivo de crear una iniciativa que reúna al equipo hacia la consecución de las metas de ventas y atención al cliente. Inicialmente lograste que K.L. Ruin, se sumara a uno de los equipos de lluvia de ideas de mercadotecnia y le permitiste explayarse pero no sin antes asegurarte, en reuniones uno a uno, que estuviera realizando las cosas según se esperaba en términos de competencias y trabajo, ambos aprendieron mucho uno del otro.

El resultado de la iniciativa, fue una ruta de acción que pocos hubieran imaginado yendo por la ruta menos predecible. Sin embargo, como se anticipaba el equipo disfrutó mucho el trabajo, aprendieron más de los que se esperaba, no solo uno del otro sino que de la propia compañía y las demás áreas. K.L. Ruin desapareció en el camino y se reafirmó tu rol de Country Manager.

Referencias.

Wikipedia (n.d.) Lluvia de ideas. Accesado el 10 de Febrero de 2019 en el sitio https://es.wikipedia.org/wiki/Lluvia_de_ideas

Markman, Art (2017). Your Team Is Brainstorming All Wrong. Harvard Business Review. Accesado el 10 de Febrero en https://hbr.org/2017/05/your-team-is-brainstorming-all-wrong.

Dietz, Tammy (2017). Brainstorming Best Practices for Learning Professionals. Corporate Strategy and Learning Center. Accesado el 10 de Febrero de 2019 en el sitio https://www.caveolearning.com/blog/brainstorming-best-practices-for-learning-professionals

Garant, Anthony & Carlson, Robin (2012). Brainstorming do’s and don’ts. Conflict Management 101. A&R Training, Inc. Accesado el 10 de Febrero de 2019 en https://sites.google.com/site/conflictresolution101/possible-solutions/brainstorming-do-s-and-don-ts