Tu estás al servicio de tus trabajadores, eres el líder de la compañía o del área. Procura no olvidarlo, porque el día a día puede hacerte perder el enfoque. La mejor manera de proveer resultados, es hacer que tus trabajadores cuenten con todas las herramientas que necesitan, además de que trabajes que todos los obstáculos puedan ser sorteados por ellos o sean ayudados por ti para que así pase.

Esta, es una traducción e investigación complementaria del artículo publicado por la Northcentral University, la liga la encontrarás al final. Ahí, hablan de seis grandes categorías, pero es demasiado amplia y creo que vale mucho la pena desarrollar las cosas más a detalle. Por eso, uso como referencia y le meto un poco de mi experiencia con la intención de proveer valor para nuevos líderes, sean dueños de negocio o de una área dentro de la misma.

Lo primero es que tus trabajadores deben tener ética en el trabajo.

La ética en el trabajo, desde el punto de vista de tus trabajadores será vista como un conjunto de valores, conductas y normas. Son varios los valores y hay que investigar si tus trabajadores los entienden y aplican, los más mencionados son los siguientes:

  • Responsabilidad.

  • Honestidad.

  • Constancia.

  • Discreción

  • Respeto.

Los valores, son parte del fuero interno de las personas y se aprenden a lo largo de la vida. Esto es complicado y en ocasiones, solamente con el trato los vas conociendo.

Por el contrario, las conductas que se esperan de las personas que trabajan en la compañía, estarán normadas por un reglamento interno y de preferencia, otros tipos de ordenamientos escritos (hay que evitar del todo, las conductas no escritas porque terminan siendo subjetivas).

Entonces, de tus trabajadores tienes que esperar que sus valores sean los correctos o ir desarrollando los mismos a lo largo del tiempo. Pero del otro lado, hay que crear una buena estructura de normas y reglas evitando las contradicciones y teniendo en cuenta un buen diseño y los objetivos claros. Esta es parte de una de las responsabilidades más importantes que tu equipo necesita de ti.

Inteligencia social que les permita trabajar bien entre ellos.

En este blog, hablamos extensamente de la inteligencia emocional. Y nunca está de más retomar el tema, por la importancia que representa. No voy a tocar el detalle aquí (lo puedes consultar acá), pero sirve para que recordemos las principales características (Uriarte, 2020):

  • Identificar y controlar las emociones.

  • Ser flexible y adaptable.

  • Poder entender a otros (empatías).

  • Asertividad.

  • (Regader, n.d.) Habilidades sociales.

Como veremos, más adelante las anteriores tienen una relación íntima con las otras competencias que hay que identificar y desarrollar en tus trabajadores.

Confiabilidad que tus trabajadores darán seguimiento y entregarán sus tareas a tiempo.

Sobre todo, en este mundo de la nueva normalidad. Que nos ha enseñado de diversas formas que lo que teníamos por dado ha cambiado sustancialmente. En otros momentos, el trabajo era supervisado físicamente, a veces microadministrado, hoy es muy probable que esto deje de existir. En esta nueva realidad, los trabajadores podrán cerrar sus computadoras personales y así, cortar la comunicación contigo. Puede que esta sea una mala forma de trabajar, pero más allá de eso, es una realidad que puede ocurrir y afectar tus propios resultados.

Por lo tanto, pon tu ojo en las personas que estén más acostumbradas a alcanzar sus objetivos con poca supervisión. Además, procura abrir canales de comunicación claros y sobre todo, da las herramientas para que los aprovechen del todo. Además, asegúrate que de has sido claro en lo que se espera que logren y que realmente lo interioricen y te den retroalimentación. Sobre todo, si recibes información de tus trabajadores, da respuesta. De otro modo, mostrarás que no tienes tanto interés en el tema y ellos podrán perderlo también.

Los trabajadores se comunican claramente y entienden que pasa con la mala comunicación.

La comunicación siempre tiene dos lados y sentidos. Por un lado, el que la inicia establece un tema y abordaje del mismo. Por el otro, la persona que recibe esas ideas, las procesa a través de su propio esquema de creencias y las interioriza de cierta forma. Algunos, pensarán que ahí se acaba el proceso, pero no es así. Y sirve esto para recordarlo, la tercera parte es pedir que el receptor, explique lo que entendió y esto coincida con lo que se emitió.

(PNL, 2021) “El significado de nuestra comunicación se encuentra en la respuesta que obtenemos”. Es muy importante esta aseveración, porque será la que te permita determinar que las personas que reciben tu mensaje, lo hagan de forma correcta. Pero, no es solo su responsabilidad, es fundamentalmente tuya. Asegúrate de que verbalicen contigo lo que entendieron de aquello que les dijiste, deser necesario has las aclaraciones que correspondan.

Crear un buen ambiente de trabajo.

Espero que estés de acuerdo que esta debe de ser una premisa primordial. Existen muchas personas tóxicas en este mundo. Procura que tu equipo no esté plagada de ellas, porque una sola es todo lo que necesitas para que las cosas salgan mal. Siempre he hablado de un personaje que inventé, K.L. Ruin, quien representa todo lo malo. Es egocéntrico, intransigente, no escucha, evitar comunicarse asertivamente, confabula, en general, daña a los trabajadores y por obvio, a la empresa.

Procura tener todo en orden para que, lo más pronto posible, puedas detectar a estas personas. Nunca te hacen bien, por muy expertos que sean en su tema o cuanta experiencia tengan. Visto de otro modo, una persona súper experta en todos los ámbitos de su puesto que maltrata a sus compañeros, rendirá igual o menos que alguien de menor perfil pero con más cualidades de trabajo en equipo. ¿La razón? El primero estará solo, el otro siempre será un colegio de mentes al servicio de la empresa.

Trabajar correctamente con poca supervisión.

Retomemos la nueva normalidad. Esta implica que por una u otra causa, nos debemos preparar lo suficiente como para que en caso de requerirlo, regresemos a un encierro para evitar la propagación de esta u otras pandemias o epidemias. Esto nos lleva a pensar un escenario en el que los jefes no están físicamente presentes. El trabajo remoto, es una realidad para muchos y nunca lo será para otros. Pero, para todos, es imperativo que se reduzca la necesidad de ser supervisados cada instante.

Lo mejor, haciendo un recuento de las cosas aprendidas hasta este momento del artículo, es tener ética, comunicación, buenas relaciones con la gente y comunicación. De este modo, quedará claro para ti y todos los demás dentro de tu empresa lo que se espera de cada uno y para cuando. Esto, permitirá que no haya pretextos para las entregas que cada uno debe hacer. Finalmente, la presión positiva del equipo forzará un cambio en aquellos que no participen equitativamente del esfuerzo para obtener resultados, el colaborador se quedará y mejorará, o no lo soportará y se irá.

Deseo de trabajar en equipo.

Anteriormente, destacaba que una de las principales ventajas de que nuestros trabajadores estén dispuestos a trabajar en equipo, es que al hacerlo, crear sinergia con todas las mentes del propio equipo. Cuando no sucede así, coptas la creatividad del grupo. El líder que hace esto, falla en su tarea primordial (procura no ser tu).

Aprender y ejecutar el trabajo en equipo es fundamental. Pero, también hay que evitar las malas interpretaciones. Trabajo en equipo no es estar juntos trabajando simultáneamente, sino que es coordinarse y cumplir con las responsabilidades que nos corresponden y de ser posible, excederlas dentro del marco de referencia.

Desarrolla estas habilidades consistentemente en tus trabajadores.

Es poco probable que encuentres un trabajador con todas las habilidades desarrolladas en un grado avanzado. Si lo tienes o lo identificas en un proceso de reclutamiento, no lo dejes ir por nada del mundo. Aunque su perfil técnico para el puesto, no sea el mejor, los resultados que te puede ofrecer en el mismo tiempo, pueden ser muy superiores.

Al hacer este artículo, me di cuenta de como con cada habilidad adicional se iban sumando las anteriores de modo que, una desemboca en la siguiente en el orden en que las escribí. Esto, te puede dar idea de como ir implementando los indicadores, entrevistas, mediciones, etc., que te sirvan de apoyo para poder, primero identificar y segundo, desarrollar este grupo de habilidades tan valiosas en todos nuestros equipos de colaboradores. Es un reto, del tamaño del líder que eres, ¿lo tomas?

¿Ya has desarrollado tu habilidad de pedir ayuda? Demuéstralo, si quieres apoyo escribe

Referencias.

  • Northcentral University (2018). 6 THINGS EVERY SMALL BUSINESS OWNER SHOULD KNOW. Northcentral Insights and Stories. Accesado el 22 de Febrero de 2021 en https://www.ncu.edu/blog/6-things-every-small-business-owner-should-know

  • Regader, Bertrand (n.d.) ¿Qué es la Inteligencia Emocional?. Cognición e inteligencia. Accesado el 22 de Febrero de 2021.

  • “Inteligencia Emocional”. Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 10 de marzo de 2020. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/inteligencia-emocional/. Consultado: 22 de febrero de 2021.

  • PNL (2021) Presuposiciones. Introducción. Accesado el 22 de Febrero de 2021 en http://www.pnl.org.mx/presuposiciones.html

  • Foto de Matheus Bertelli en Pexels