Felicidad debe de ser la palabra en la que más pienses en los siguientes días de tu vida. De varias formas, te pido que revises lo que sucedió éste fin de semana, ¿cuántas metas cumpliste, hubo sueños que convertiste en realidad? Olvidemos las actuales connotaciones políticas que se le puedan dar a ésta simple palabra. Y enfoca tus esfuerzos en determinar que pequeños logros cumpliste, y si no los puedes identificar, te pido que leas éste texto. Después, busca modificar en tus creencias los siguientes lugares comunes:

El trabajo es tan malo que te pagan por hacerlo.

Sin duda, haz oído la frase que de tanto repetir, seguro se ha vuelto un cliché. Cuando disfrutas mucho tu trabajo, deja de ser un trabajo y, a pesar de todo, te pagan. No seas afín a los lugares fáciles y comunes. Por el contrario, acaba con esta creencia popular. Primero, desmantela la idea de que “el trabajo es tan malo que te pagan por hacerlo.” Segundo, como lo quieras llamar, el trabajo debe de llevarte directo a la felicidad. Tercero, es ésto lo que debes de inculcar en tu gente cercana, tu equipo y tu familia.

El trabajo y el dinero no tienen una relación ordinal.

Al parecer, fue Napoleón Hill quien en su famoso libro “Piense y hágase rico”, declaró por primera vez que el Dinero siempre está antes que el Trabajo, pero solo en el diccionario. Por lo demás, siempre existe una acción y una reacción, es decir, que la relación entre trabajo y dinero es más bien causal. En ningún momento, ha sucedido que el éxito, como correctamente deberías interpretar las vieja frase de Hill, esta antes que el trabajo. Obtener tus metas requiere de un esfuerzo enorme, y si no estás dispuesto a pagar ese precio, no hay manera que lo logres.

Tener mucho éxito y mucho dinero no es lo mismo.

Otro lugar común, es que existe gente con mucho éxito y que no son felices. Piensa en esa declaración como algo equivocado. Dicho de otro modo, una persona exitosa es feliz por definición y por ejecución. Pero, una persona con dinero, pudiera ser que ni siquiera es libre de vivir a su gusto. En ese sitio, donde la creencia popular pudiera guiarte a pensar que el dinero es éxito, ergo es muy probable que pudieras concluir que el éxito y el dinero no son lo que quieres, porque pudieras dejar de ser libre, las cosas colapsan. Un consejo no pedido, separa éxito de dinero, cambia ésta última palabra por felicidad.

El dinero tiene un poder muy fuerte sobre ti.

Siguiendo los lugares comunes, piensa el escenario siguiente:

  • Persona 1: tiene en su cuenta de banco el dinero suficiente para vivir sin problemas los siguientes 12 meses y,
  • Persona 2: diario debe resolver sus problemas de dinero.

Hacer la pregunta, ¿Quién piensa más en dinero entre éstas dos personas?, pudiera resultar ocioso y de nuevo, un lugar común. Evidentemente, será la persona que no lo tiene quien piensa más en él. En las palabras de Tara Westover, “descubrí que cuando no piensas en dinero, tu mente se abre a un mundo nuevo, de mil oportunidades.”

Enfoca tu trabajo hacia tus objetivos y olvídate del dinero.

Poco a poco, intenta ver el valor de éste punto de vida para que empieces a trabajar en él de inmediato. Existen algunos autores e influencers que te indican que lo más importante es servir, no pelees contra esto, lo que a veces no te dicen es cómo hacerlo. Evita cometer el mismo error del que pensaba que servir era querer cambiar el mundo. Y la verdad es que si, pero con todo, debes empezar por los básicos. Define un objetivo SMART y todas y cada una de sus etapas. Después, voltea a ver a tu alrededor y sirve.

Primero sirve a otros.

Sirve a los más próximos, concentra todas tus fuerzas, recursos e inteligencia en hacer que tu familia sea mejor y tenga lo mejor de ti. ¡Prepárate y aprende! Imagínate una serie de círculos concéntricos, donde el más pequeño en el centro, eres tú. Después, el siguiente es tu familia (como esté definida, no pongas pretextos). El siguiente, son tus amigos ¿tienes amigos en el trabajo? Después, tu equipo de trabajo al cual deberás servir con todo. Seguido por, tus vecinos y miembros de las comunidades a las que pertenezcas. Y por último, al resto del mundo. Pero ojo, todos debes de servirlos con los mismos valores y sin esperar nada a cambio. Debes de ir ayudando del centro hacia afuera.

Después sírvete a tí.

En éste apartado, considera tomar otro lugar común y recuerda a tantas y tantas mujeres sabias que repiten una y otra vez: “la felicidad es para los valientes, porque no es fácil.” Y efectivamente, debes pasar por todos y cada uno de los retos y críticas que conllevan el pensar en tí. Unos dirán que eres egoísta, otros te señalarán como una mala persona y, los menos, entenderán que como escribió Ignacio Larrañaga “tu no puedes dar lo que no tienes.”

Y luego cambia el mundo, un paso a la vez.

Seguramente, haz escuchado o leído que una empresa, o persona ha cambiado el mundo haciendo una cosa a la vez. De eso se trata, procura realizar una sola cosa al día o a la semana, pero nunca dejes de hacerlo. No importa lo cansado, difícil, complejo, o el adjetivo que quieras darle; ¡hazlo!, da un paso a la vez, firme y sin dudas. Así, ve completando etapas de tu plan de trabajo, no te detengas hasta terminar una etapa para llegar a tu objetivo. No te abrumes, haz una sola cosa, pero se persistente.

La felicidad es un camino de éxitos.

La felicidad, según lo expresa Andy Frisella “es una colección de éxitos acumulados.” Dicho de otro modo, completar el primer paso de tu carrera, te debe dar felicidad por lograr un éxito. Si llegas a los 1,000 metros, tendrás otro cachito de cielo. Cuando completes los primeros 20 kilómetros, debes de estar rumbo al éxtasis, y al llegar a la meta del maratón, es como sentarte en los cuernos de la luna. Un paso a la vez, una meta a la vez, un éxito a la vez para sentirte feliz todo el tiempo. Y repítelo para tí y para los demás, así de simple (no fácil) es esto, muchos pequeños éxitos todo el tiempo. Inténtalo y comparte tu experiencia.

Referencias.

Westover, Tara (2018). Educated: A memoir. Penguin Random House. Accesado en https://tarawestover.com/book

Frisella, Andy (2019). The MFCEO Project podcast. Accesado en https://andyfrisella.com/blogs/mfceo-project-podcast

Foto de Eneida Nieves from Pexels. Accesado en https://www.pexels.com/photo/photography-of-a-woman-near-lake-1067555