Tu salud personal es la base de todos los éxitos que irás cosechando en el transcurrir de tu vida. Por favor, nunca olvides ésta afirmación. En principio, evita abusar de tu cuerpo, no lo maltrates y cultívalo. En seguida, piensa en tu mente, jamás estará tan separada de tu cuerpo como para que no se influencien uno a la otra de forma determinante, y viceversa. Por último, si lo tuyo es también la espiritualidad, la salud de tu alma es tan importante como las otras dos.

Mejorando tu salud personal cada día.

¡Cuidado! No vas a encontrar en éste artículo un plan de entrenamiento para mejorar tu salud personal. Por el contrario, lo que encontrarás serán conceptos, ideas y lineamientos que deberían guiar tus acciones diarias. Recuerda que, para que algo funcione para una persona, la misma debe estar totalmente convencida de hacerlo. Por lo tanto, si lo que tu persigues es mejorar tu salud personal debes de estar dispuesto de seguir un camino diferente.

Tu mente, la primera fase de tu salud personal.

Por algo debemos de empezar, y hay que empezar por lo más fácil y difícil a la vez. La parte fácil, es que cuanto decides iniciar el trabajo en tu mente, pues no hay mucho para donde hacerse, está ahí dentro tuyo. Lo difícil, radica en que la mente es lo más difícil de trabajar pero si te superpones a los retos que representa, seguramente podrás lograr lo que desees. La ejecución es, simple sin embargo lo que más demandará de tí es disciplina porque el camino es simple.

Para rápido, dale un sentido de orden a tu mente.

Para dar orden, es necesario ejecutar una rutina diaria muy estructurada, pero nada complicada. Muchos autores y conferencistas, que tienen mucha experiencia en el tema, como Heather Christie y Lewis Howes, sugieren empezar la mañana con una simple actividad “hacer la cama”. La siguiente actividad, y en ese orden, es someterte a una simple rutina de higiene matutina: lavado de dientes, cara, cambio de ropa y zapatos,etc. Posteriormente, sugieren que tomes una desayuno ligero acorde a las necesidades de tu cuerpo. Finalmente, culminan sugiriendo que debes de meditar.

Otro hábito simple para la salud de tu mente.

Leer unas cuantas páginas de un libro al día. Por favor, no debes de leerlo en un medio electrónico, sino que debe de ser impreso. El tema es abierto, una novela de ficción, un libro de negocios o de superación personal. Inclusive, puedes optar por leer un pesado libro científico de tu interés primordial. Es importante, que lo leas de forma deliberada y consciente, que definas que cuando leas debas de aprender algo y ¿qué crees? Sucederá, no te preocupes que tan lejano o cercano sea el tema de la lectura con el de tus objetivos, encontrarás algo porque así de mágica es tu mente.

Tu cuerpo, la segunda fase para trabajar en tu salud personal.

Como comenté en Felicidad en Nueve Pasos, la mejor forma de tener éxito en algo, es separarlo en pequeñas tareas. Entonces, empieza por pequeñas cosas y no quieras llegar al final de la carrera sin haber entrenado sistemáticamente. Por un lado, cuando se trata de la salud de tu cuerpo esta la vertiente nutricional. Por el otro, tenemos que es necesario realizar actividad física suficiente, sobre todo en los entornos de trabajo actuales. Quiero resaltar que, no se trata de gente trabajando en oficinas el mayor volúmen de los trabajadores en México.

Empieza por lleva una dieta.

El CIAD (2019) los resume todo, utiliza en plato del buen comer. Si está dentro de tus posibilidades, sin dudarlo, deberías acudir a un nutriólogo. Pero por el contrario, en caso de que ésto no sea posible en tu realidad, visita la página. En tu día a día, sin duda, conocerás a personas que se quejan amargamente de todas las afecciones posibles, pero que a pesar de saber que es posible un cambio mediante su alimentación, se exceden reiteradamente. Vamos, no estoy diciendo que nunca comas un excedente, por el contrario, te sugiero que la mayor parte del tiempo comas bien y ésta pagina te quita todos los pretextos.

Sigue mejorando tu salud personal con una rutina de ejercicio.

Antes que nada, evita salir corriendo a inscribirte en el gimnasio de moda o cercano. Empieza por los básicos, debes de tener una agenda o semana tipo (si quieres una plantilla, por favor pídela por correo, mensaje en redes sociales o comenta en éste publicación). Establece horarios para cada una de las cosas que hasta el momento hemos hablado y tu primer tarea es levantarte. Y si lo haces, lo siguiente es salir a caminar o hacer alguna actividad física ligera por una o dos semanas, como te sientas.

Si ya superaste el paso de levantarte diario a realizar actividad física ligera, mide el tiempo que requieres para ir al gimnasio o sal al estacionamiento a caminar un rato (si tienes mascotas, pues es el pretexto perfecto). Cada día, debe ser un pequeño éxito para tí porque te levantaste a tiempo para cumplir la mini rutina que estás preparando para ti. Ya cuando estés habituado al tema de levantarte, y mediste bien el tema del gimasio o la verdadera actividad física, adelante y sin recato a activarte físicamente. Y una vez que empieces, no te detengas por nada del mundo porque, del mismo modo que hacerlo te hace más fuerte por ser un éxito, dejarlo te debilitará por ser un fracaso.

Tercera etapa, tu alma.

Para éste momento, deberías de empezar a notar cambios en todo tu entorno. Por ejemplo, los que te conocen bien sabrían que estás metido en algo porque nunca habías hecho cosas así, no te preocupes esas afirmaciones son buenas. ¿Cómo nutrir el alma? Es difícil, y mi mejor sugerencia, es que busques ayuda profesional. Cada uno de nosotros, tenemos diferentes creencias espirituales que tienes un origen y que están mantenidas por instituciones, bueno acércate a ellas para ver si las necesitas. También, asiste para averiguar si en ellas hay algo que sea para tí o que te puedan sugerir cosas que se asemejen a tus intereses.

Una sugerencia extrema para tu salud personal.

Últimamente, habrás encontrado en éste espacio sugerencias de que visites a un personaje muy particular. En sus redes sociales, encontrarás mucho sobre él y también sabrás que Andy Frisella, propone un plan que le llama #75Hard. Éste plan, consiste en 9 simples reglas diarias a seguir por un periodo de 75 días. A Andy Frisella, lo encuentras en intagram.com/andyfrisella y su entrenamiento está en las historias destacadas. Así simple y sin pretextos. ¿Quieres? Porque tu bien sabes que puedes.

Referencias.

Foto de freestocks.org obtenida en Pexels.

Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (2019). CONOZCA EL PLATO DEL BUEN COMER. Accesado el 21 de Septiembre de 2019 en https://www.ciad.mx/notas/item/1409-conozca-el-plato-del-buen-comer

Frisella, Andy (2019). #75Hard Phase 1. Accesado el 21 de Septiembre de 2019 en https://www.instagram.com/andyfrisella/