¿Cuál será la razón por la cual una persona que ama su trabajo, que está motivada y que asiste con mucha energía todos los días; inclusive, va algunos fines de semana a la oficina, al final termina no cumpliendo las expectativas y es despedida de su empresa?

Éste artículo trata la respuesta a ésa pregunta. También, repasaremos algunas de los conceptos como la marca personal y lo inevitable, cuando ya no se puede salvar la relación profesional, y es tiempo de que te muevas a otro lado. Sigue leyendo y al final, si crees que generó algo de valor para tí, o conoces a alguien que requeriría saber algo como ésto, no dudes en compartirlo.

1. Qué es tu marca personal

(Wikipedia, n.d.) “La marca personal es la huella que dejamos en los demás. La gestión de esa huella, la gestión de la marca personal, se conoce como personal branding.” Es por ésto que resulta muy importante entenderte como una marca. Lo explico brevemente con el caso Odebrecht, compañía que se vio envuelta en uno de los casos de corrupción más famosos de los últimos años en América Latina.

Cada acción nueva, en éste caso, representaba una rayita más al tigre, como decimos en México y terminó siendo una debacle financiera para la compañía. ¿Si tu quisieras demostrar que tu gestión está libre de corrupción, contratarías a Odebrecht? Probablemente no, y de eso se trata tu marca personal. ¿La compañía que te contrató o que te contratará qué será lo primero que sabrá de ti? Toda esa acumulación de hechos será tu marca personal.

Es importante mencionar, la relevancia que cobra poder tener trabajado en empresas con gran historia y que sigan existiendo al día de hoy. Porque, esas empresas, cuando las ligas a tu marca personal te ayudarán o no (si son lo opuesto), a mejorar tu marca personal.

2. Qué es lo que espera tu jefa de ti

Vamos directo a los básicos, la mayoría de los líderes de las organizaciones te dirá que una de las principales características que debe de cumplir un colaborador que trabaja con ellos es que (Longenecker, 2015) “demuestre consistente la entrega de los resultados esperados” en tiempo.

Además, debes de tener en cuenta que las habilidades blandas serán las que dictarán las futuras incorporaciones y promociones dentro de tu trabajo. No olvides, que la era de la inteligencia artificial y de los robots está más cerca que nunca y éstos no podrán, en principio, sustituir las habilidades blandas de los humanos, algunas son (Schawbel, 2014):

  • “Saber establecer prioridades en el trabajo.

  • Actitud positiva.

  • Trabajo en equipo.

  • Habilidades organizacionales.

  • Comunicación.

  • Capacidad de adaptarse a cambios.

  • Pensamiento estratégico y analítico.”

Las anteriores, son algunas de las características personales que debes de estar pensando en desarrollar. Además, de las ya entendidas habilidades duras (técnicas) requeridas en tu industria y/o categoría de puesto. Por cierto, tu jefa espera que tu estés dispuesto a desarrollar tu mismo las habilidades, de vez en cuando, ella te apoyará y dará capacitación para desarrollar algunas en específico, pero siempre es tu responsabilidad.

3. Promueve tu marca personal con tu jefe, ¡trabajando!

Pero debes de trabajar en lo que se espera que estés trabajando. Para lo cual, requieres una claridad por parte de tu jefe y ésto es crítico para el éxito de ambos. Por lo tanto, debes de crear un canal de comunicación claro y directo con tu jefe y sobre cuales son las expectativas que tiene en tí. Una estrategia que puedes emplear se llama (Longenecker, 2015) “S.T.O.P (Sit. Think. Organize. Perform.) y siguiendo el acrónimo, Siéntate en un lugar tranquilo y piensa (también escribe) las respuestas a:

  • ¿Qué resultados debo entregar para ser exitoso?

  • ¿En qué actividades y procesos me debo de involucrar para obtener los resultados que se esperan de mi?

  • ¿Estoy invirtiendo mi tiempo trabajando en los resultados que se necesitan?

  • ¿Mi relación con mis compañeros de la compañía es la correcta para obtener resultados?

  • ¿Que habilidad necesito estar desarrollando?

  • ¿Qué barrera u obstáculo requiero quitar para mejorar mi desempeño de inmediato?

  • ¿Cómo será medido mi desempeño para garantizar que estoy cumpliendo con lo que se espera de mi?

Después, Organiza todo el material que obtuviste. De ser necesario, crea un plan de trabajo y lo siguiente es ejecutar.

Ésto parte desde el yo y no desde el tercero, es decir tu jefe. Tu debes de crear toda una estructura para garantizar tu desempeño y luego, con la periodicidad que se pueda o se requiera, deberás de evaluar éste material directamente con tu jefa.” Es con una estrategia como ésta, que estarás siempre enfocado en entregar los resultados que se deben de entregar y si mantienes (que así debe de ser) una correcta comunicación con tu superior, deberás de mantenerte en la ruta correcta.

4. Busca proyectos importantes y participa

Si ya lograste todo lo anterior, entonces puedes moverte hacia otros lados de la compañía. De otro modo, asegúrate de perfeccionar lo ya revisado y no pretendas seguir adelante acumulando más responsabilidades.

Entonces, ya dominaste tus entregas de resultados, por lo tanto puedes empezar a buscar nuevos proyectos en los cuales deberás de involucrarte. Pregunta a tu jefa, cuales considera que serán las iniciativas que ella misma apoyará o en su defecto, en cuales podrás involucrarte y que ella esté de acuerdo. Siempre y cuando, no descuides tus resultados básicos.

5. Si inicias algo termínalo o daña tu marca personal

Si te involucras en un proyecto, deberás dar tu máximo para ofrecer los entregables que se esperan de ti. Por eso, no debes de incursionar en actividades que no puedas completar. Dañaría increíblemente tu marca personal y las posibilidades de crecer en la compañía, e inclusive moverte a alguna otro.
Por el contrario, si trabajas duro en los proyectos y además, cumples con tu deber fundamental. La organización sabrá que eres una persona capaz y confiará cada ves más y más en lo que tu representas. Esta es la razón, por la que debes de ser muy cuidadoso en cuales son las nuevas actividades en las que te involucrarás y la importancia de que tu jefa esté claramente involucrada y de acuerdo.

6. Siempre será mejor un buen acuerdo para tu marca personal

A pesar de todos tus esfuerzos, es muy posible que no puedas mejorar. Pero sobre todo, que tus resultados no sean percibidos en la compañía. Ésto se puede deber a múltiples factores. Pero los más comunes son:

  • Una actividad apática por parte de tu jefe.
  • Que no haya iniciativas relevantes dentro de la compañía.
  • Una cultura retrógrada de la empresa o los compañeros.

Nunca encontrarás las condiciones ideales. Siempre, deberás de ir construyendo un legado (o tu marca personal), y ésta estará basada en tus habilidades. Pero, debes de aprender a reconocer cuando no estás en el lugar correcto. El consejo aquí es pensar en lo siguiente sin descuidar lo actual. Recuerda que, lo más importante es dejar un camino de cumplimiento a lo largo de tu historia. Si bien, no estas en el lugar adecuado, tu decidiste entrar en primera instancia ahí y por lo tanto, debes de entregar lo que se espera. Si eres bueno, más de una persona lo notará y no te faltarán oportunidades de crecimiento en otras empresas.

7. Tu marca personal es una estrategia a largo plazo

La marca personal es un trabajo de tiempo completo y por el resto de tu vida profesional. Cada impacto que tengas con proveedores, clientes, compañeros, jefes, etc., determinará de una forma u otra la forma en que serás percibido y la filia o fobia hacia tu marca personal, hacia tu persona.

Procura ir sembrando buenas cosas cada vez, para que sea de éso mismo lo que vayas cosechando (suena a un cliché, pero es parte de la más grande sabiduría).

¿Te resultó útil el contenido de éste artículo?

Compártelo en redes sociales o envíalo por email a un amigo para que pueda conocer un poco más sobre como realizar mejor su trabajo y construir su marca personal, al mismo tiempo.