fbpx

Tu calendario de descanso (hazlo y puedes usar también tus vacaciones)

por Planeación0 Comentarios

¡Estás exhausta!, es la mañana de tu primer día después de vacaciones y como todas las veces anteriores, recuerdas el cliché de la oficina: “necesito unas vacaciones de las vacaciones”. ¿Cuántas veces te ha pasado esto? Es posible, que ya lo hayas olvidado. Concentras todas las expectativas en un solo periodo vacacional. A lo largo de las semanas, mientras las estás planeando, anotas una y otra idea de lo que si se puede o no se puede hacer.

Al final, después de todo el frenesí que significó el viaje de vacaciones, estás cansada (no perdón, ¡agotada!). Y ya nada puedes hacer, porque de camino a casa solo vez la interminable lista de actividades que de una, vas a tener que ir ejecutando para cerrar las vacaciones y después, prepararte para los siguientes días de trabajo y escuela.

Como ya te dejó claro la experiencia, vacaciones y descanso no son lo mismo.

Ya no vamos a ahondar más en las cansadas vacaciones. Solo aclarar que definitivamente, si tu requieres más descanso después de las vacaciones, hay algo que es posible cambiar. Y no tiene que ser necesariamente, la manera en la que organizas tus vacaciones. Es probable, que si incluyes una variable adicional, o inclusive, tan solo le das una redacción diferente, las cosas puedan cambiar de manera significativa.

Pero, antes de ir avanzando, es importante que detalles cómo es que tu descansas. Escribe una lista de las actividades (o falta de actividades) que te permiten realmente sentirte descansada:

  1. El descanso no solamente se refiere al aspecto físico de tu vida, por lo tanto, piensa también en términos intelectuales. ¿Cómo hacerle para que tu mente descanse?
  2. Por otro lado, está la parte emocional y afectiva. ¿Se te ocurre que estás cansada de ser tan apasionada? ¿O de serlo tan poco? Tus relaciones también te agotan, identifica cuales si y cuales te ayudan a descansar.
  3. Finalmente, lleguemos al plano físico, el vaivén diario. Qué de todo eso debes omitir o intensificar para sentir que tu cuerpo está descansado.

Uno de los más importantes, el sueño. ¿Podrías decir que tus hábitos al dormir se ajustan a un buen estándar o por el contrario, encajan en un trastorno del sueño?

Este ejercicio tan simple, puede ayudarte a conocer mejor tus hábitos de descanso y otras cosas más. Ojo, si algo se ve muy mal, debes de enfocarte a cambiar fuerte para mejorarlo.

Identifica la sensación de estar completamente descansada.

Es posible que tu, como yo y muchos otros en el mundo, estemos confundidos sobre el concepto descanso. Lo que definitivamente no es, hacer actividades diferentes. Pero tampoco, es no hacer nada. Si eso fuera, entonces un fin de semana ‘sin hacer nada’ sería suficiente, y eso no pasa.

Para lograr esta parte de la tarea, es muy importante que te vayas a tu historia. Encuentra aquellos momentos en los que te sentiste bien en todo sentido. Y empieza a escribirlos, grábalos en tus dispositivos, regístralos como quieras; pero descubre como eres tu cuando estás descansada, en las mismas dimensiones:

  1. Tu mente,
  2. Tus emociones,
  3. Tu cuerpo,
  4. Tu sueño.

Grandes bloques de trabajo actividades, la base del calendario de descanso.

El primer pazo para crear tu calendario de descanso, es crear bloques de cada una de tus actividades importantes:

  1. El trabajo, muchas veces se define solo.
  2. Si viajas mucho por el trabajo, también es un factor.
  3. El tiempo con tu familia, es definitivamente necesario tomarlo en cuenta.
  4. No olvides, hacer deporte (aunque sea poquito).
  5. Cualquiera otra actividad que sea importante.

En este momento, te pido que te detengas un poco y le dediques tiempo a revisar a detalle este video, seguro encontrarás valor. Es posible, que ya lo hayas visto en el pasado, inclusive que hayas participado en un taller que te lo mostró. Nunca está de más el recordarlo:

Bien ya tengo los grandes bloques, pero mi vida no es un recipiente de plástico.

Efectivamente, no es un recipiente de plástico, pero puedes hacer una analogía con todo esto. Recuerda que las piedras verdes, más las de colores, representan todo tu tiempo. Entonces, vamos a realizar la analogía: Tu semana, es el recipiente de plástico (no un mes ni el resto del año o vida).

Iremos haciéndolo simple. De inmediato, te debo dirigir a la publicación de hacer un plan de trabajo y metas SMART. Separa los grandes bloques en pequeñas actividades. Lo que harás entonces, es que podrás en tu agenda diferentes cargas de trabajo:

  1. Programa un mes con una semana fuerte de trabajo, seguida de una regular (acuérdate de los imprevistos)
  2. Después, programa dos semanas de trabajo fuerte y una de trabajo regular.
  3. Luego avanza hasta tener 4 semanas seguidas de trabajo fuerte y una de trabajo regular.
  4. En todas las semanas, inserta dos puntos relevantes:
    • Una actividad de descanso cada semana.
    • Más espacio de sueño hasta llegar a las 8 horas reglamentarias.

Es tiempo de ejecutar y medir. Verifica cómo te sientes después de cada ciclo.

Planea los siguientes seis meses, inicia con fuerza, baja intensidad y toma vacaciones.

La idea es la siguiente, ya que evaluaste la mejor forma de hacer tus ciclos de trabajo, es importante que programes una visión a un plazo un poco mayor, seis meses es buena idea. Puedes proceder a realizar dos bloques de tres meses dentro de los cuales ajustarás tus actividades para que sean de alta y baja intensidad de trabajo según el esquema que te hizo sentir más cómoda.

Debemos de entender que no conocemos lo que sucederá en el futuro inmediato, tampoco el mes siguiente y así sucesivamente. Para que esto sirva, usemos los siguientes supuestos:

  • Siempre habrá cargas inesperadas de trabajo.

  • También hay trabajo recurrente que se puede predecir.

  • Y actividades repetitivas que son inevitables

  • El objetivo es concentrar fuertes cargas de lo predecible para que podamos liberar tiempo hacia el futuro.

De este modo, si nos llega un imprevisto, es probable que podamos mover las piedras un poco.

Al final de tu ciclo, es importante tomar vacaciones y un verdadero descanso. Toma unos días para ti misma (2 a 5 aprovecha el fin de semana). Luego, incluye a la familia. Tienes que encontrar la manera de dejar a un lado a la familia. Requieres unos pocos días para ti misma. Esto es crucial y tendrás 6 meses para planearlo.

Toma tu descanso, suma a la familia y repite el ciclo. No es buena idea usar las fiestas de temporada como parte de tu calendario de descanso, ya sabes como termina todo. Tu descanso, es un momento especial para ti que debes de preparar desde una o dos semanas antes de salir de vacaciones.

Si los atletas de alto rendimiento tienen un calendario de descanso, hazlo tu también.

Uno de los secretos del alto rendimiento, es el descanso. Planea descarsar. Un descanso diario con una buena cantidad de sueño. Seguido de ciclos de trabajo que estén controlados por ti. Y todo, en preparación de una descanso fuerte que signifique un reinicio en tu rutina diaria, en términos mentales, emocionales, físicos y de sueño.

Es muy importante, ver las cosas como grandes bloques e ir acomodando cada uno a lo largo de la semana. Después, cuando termines el plan de trabajo, simplemente irás dándole nombre a las actividades diarias, que serán aquellas que te permitirán avanzar día con día hacia tus sueños, sin explotar en el intento.

¿Tienes una MiPYME y tienes dudas sobre como mejorar?

Envíame un mensaje de texto, correo electrónico, WhatsApp, Telegram o completa este formulario de contacto.

¿Buscas un Country Manager, Director General Adjunto o Gerente General?

Danos la oportunidad de entrevistarnos.

Referencias.

Pin It on Pinterest

Share This