fbpx

La valuación de una startup

por Finanzas y contabilidad0 Comentarios

Poner en funcionamiento una startup es una actividad que requiere de todo el tiempo y atención posible; la idea, el plan de negocio, el producto o servicio, los recursos, la inversión necesaria son temas de vital importancia. A menudo se deja en un segundo plano un elemento clave como son las métricas, una serie de datos tangibles que muestran la realidad sobre el funcionamiento de la startup y ayudan en la toma de decisiones.

Lo primero que debemos tener claro es que la valoración de una startup, no se puede hacer de igual manera que la valoración de una empresa tradicional, mientras que la empresa tradicional cuenta con años de historia, una serie de datos comparables y un crecimiento relativamente estable a lo largo del tiempo. La startup carece de historia, pues acaba de nacer y se espera que su crecimiento sea exponencial, todo ello unido al ámbito de incertidumbre en el que se desarrolla. Por ello, recurrir a las métricas tradicionales como: la tasa de crecimiento de los ingresos, el ratio ingresos/gastos, las ventas, el EBITDA, el EBIT, el endeudamiento, etc., no sería de gran utilidad en la valoración de una startup por lo menos en sus comienzos.

¿Qué entendemos por valuación de una startup?

(Konfio, n.d.) “La valuación de un negocio es un análisis financiero profundo en el que está en mente el poder saber qué tan viable es la empresa en cuanto a lo que genera y qué futuro le espera. Aquí se analizan aspectos como la contabilidad, los beneficios, las ventas y otros más específicos. Pues de acuerdo al fin que tengamos con la valuación, también serán útil conocer el valor de liquidación y el de los dividendos. Pero antes de pasar a más detalles de cada aspecto y cómo puedes calcularlos, definiremos el para qué se hace la valuación.”

Los motivos por los que es necesario realizar una valoración son muy diversos: conocer personalmente la marcha de la empresa, justificar la búsqueda de financiación, por la participación de nuevos inversores y en última instancia por la venta del proyecto a terceros. En el caso de la entrada de nuevos inversores, desde Startups Inversores, señalan que existen cuatro elementos en los cuales se fijan principalmente los inversores para decidir si finalmente desean realizar la inversión o no.

¿Cuáles son los factores clave?

El primero de ellos la tracción; es decir, como encaja el modelo de negocio en el mercado y como es aceptado por los clientes.

El segundo, la experiencia del equipo; la composición del equipo, sus conocimientos, su experiencia previa, su dedicación. El tercero, las métricas; estudiaremos las más importantes a continuación. Y el cuarto, el mercado; tienen en cuenta la evolución del sector en el que se enmarca la startup, la competencia, etc. Para Vicente Esteve, son cinco los elementos en los cuales se fija un inversor, varios de ellos en común con los citados anteriormente, estos son:

  • La idea de negocio.
  • El tamaño de mercado.
  • El equipo.
  • Su odelo de negocio.
  • La escalabilidad.

La complejidad de la valoración de una startup dependerá del momento de madurez en el cual se encuentre. En los inicios, se hace más complicado valorar pues únicamente existen hipótesis y expectativas, una vez asentada será más fácil ya que se dispone de numerosos datos y métricas que respaldan la valoración. Así, vamos a realizar el estudio de las variables y métricas de valoración en dos partes: primero las propias de las fases iniciales de la startup y a continuación las más comunes cuando la empresa ya se encuentra asentada.

Las fases iniciales y la valuación de una startup

Vicente Esteve determina que las fases iniciales: Concepto, Pre-Seed y Seed constituyen la “fase temprana” o “fase de búsqueda”, es decir, aquellas startups que se encuentran entre el nacimiento de la idea y del equipo, y la validación del modelo de negocio, en el conocido “Valle de la muerte”. Momento en el que las empresas se quedan sin recursos de financiación para continuar con el negocio y les resultada complicado conseguirlos.

Para Esteve la dilución, el mercado y las siguientes rondas de financiación son las variables más importantes para determinar la valoración de una startup en la fase temprana.

La dilución, es el efecto por el que la incorporación de nuevos socios al capital de una compañía implica la reducción del porcentaje de participación de los socios anteriores. Atendiendo a esta variable el emprendedor debe plantearse cuánto dinero necesita en esta fase y cuál es el porcentaje de dilución dispuesto a asumir, en estas primeras fases se recomienda que se encuentre entre el 5%- 20%.

El mercado, se refiere a conocer cómo se valoran otras startups en el ecosistema, pero no aplicando el método de múltiplos de compañías comparables, el cual consiste en calcular el valor aproximado de una compañía tomando como referencia múltiplos de valoración de otras compañías con características similares, sino conocer el precio de entrada en startups que los inversores a los que se dirigirá la startup están pagando por otras inversiones.

Las siguientes rondas, es difícil de determinar, para estimar la valoración de próximas rondas en función de la consecución de las metas del negocio y de las necesidades de financiación externa es importante no comenzar con valoraciones muy altas que dificulten cerrar rondas en fases posteriores.

Horquillas de valoración orientativas.

Teniendo en cuenta todo ello, podemos plantear una serie de horquillas de valoración orientativas, las cuales cada startup adaptará a sus necesidades.

valuacion-de-una-startup-img

La columna “Horquilla (Pre-money)” hace referencia al valor de la startup en ese momento, la columna “Ronda” hace referencia a cuánto dinero se solicitaría en esa ronda y la columna “Porcentaje” representa el porcentaje de dilución.

Las valoraciones que se realizan en las etapas iniciales de una startup tiene más relación con el potencial de crecimiento que con su valor actual. Un error común en las primeras etapas es hacer la valoración basándose en sensaciones, sentimientos, presagios y datos superficiales.

Valuación de una startup en las siguientes fases.

Una vez finalizada la “fase temprana” o “fase de búsqueda” nos encontramos en la “fase de ejecución”, en la cual ya se ha validado el modelo de negocio y la startup está comenzando a crecer, constituida por las fases: early- stage, growth y madurez (expansion stage y exit).

En conclusión, en los últimos años la valuación de las startups se han ampliado los estudios respecto al tema y han permitido valorar su relevancia al momento de tomar decisiones dentro de cualquier empresa y sobre la capacidad que tiene para generar ganancias, que es el objetivo principal para cualquier tipo de emprendedor.

¡Entra en contacto!

Escribe a: amayabalinosanz@gmail.com 

Referencias.

Pin It on Pinterest

Share This