Una aventura ágil y delgada es acerca de escalar, de mantener un ritmo regular de entrega de resultados y sobre todo, reducir al mínimo el desperdicio, aumentar la productividad y la satisfacción al cliente. Todos los principios están muy en voga el día de hoy, pero no son nuevos para nada. La aventura que te propongo el día de hoy inicia en 1996 por un lado y por otro lado en 2001 y concluye contigo enfrentándote a K.L. Ruin, el día en que eres nombrado el Country Manager en la empresa de tu sueños.

Te contratan en una nueva compañía y conoces a todo el equipo, excepto a uno que se hace llamar K.L. Ruin. El día de la primera entrevista, el Hiring Manager estaba ahí, pero el personaje en cuestión había salido. El segundo día, cuando hicieron la entrevista en panel, el señor Ruin se había ido de vacaciones y finalmente, fueron presentados el día de la introducción inicial. Evidentemente, no había participado suficientemente en el proceso de selección y por lo tanto, era muy escéptico en cuanto a tus capacidades, el más joven de la plantilla ejecutiva.

Tu experiencia es suficiente para cubrir lo que el puesto demanda, pero nunca habías tenido a tu cargo a tanta gente. Eso lo sabe muy bien K.L Ruin y querrá explotar esa debilidad al máximo, el es un miembro reconocido de la industria y no solo éso, sino que viene de una de las empresas más grandes y con más trayectoria del sector. Es por ésta razón que sabe como funcionan las cosas en ésa empresa, va a ser un buen reto, pero nada que te quite el sueño.

De tu caja de herramientas de Country Manager, decides utilizar la administración de proyectos Ágil. De entre otras tantas, porque te permitirá definir y mantener un ritmo consistente de entregas al consejo de la empresa, es una metodología que si K.L. Ruin entiende pronto o la ha aplicado, sabrá de sus buenos resultados y finalmente, porque sabes que de no sumarse a tu causa en una aventura como ésta se estaría denostando a si mismo.

¿Qué no es la metodología Ágil exclusiva de TI?

Pues es ahí donde nació pero no significa que deba de ser exclusivamente aplicado a ésta industria. Citando el propio manifiesto puedo decir que una empresa Ágil tiende a valorar más (Beck y otros, 2001):

“Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas, Software funcionando sobre documentación excesiva, colaboración con el cliente sobre negociación contractual y, respuesta ante el cambio sobre seguir un plan.”

Si los lees sin tener en mente la industria de TI, ¿éstaría peleado con alguno de éstos principios?, cambia la palabra Software por la palabra Soluciones y verás lo que pasa.

¿Qué es el manifiesto Ágil?

El Manifiesto Ágil, lo puedes encontrar en ésta dirección. Conforme lo leas te darás cuenta de que los puntos ya mencionados y los siguientes principios, aplican a cualquier industria. Por ejemplo: (Beck y otros, 2001) “Nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente mediante la entrega temprana y continua de productos y servicios con valor.” Éste principio, como punto de partida de los otros once principios del Manifiesto Ágil y ya no hay nada más que decir, es necesario utilizar la metodología Ágil en cualquier ámbito de la empresa, no debes de perder esa visión si piensas ser un exitoso Country Manager.

¿Qué es Lean Thinking?

Es una forma de trabajo, una filosofía que se basa en los siguientes cinco principios: 1. Definir el Valor, 2. Identificar la ruta del valor, 3. Asegurar el correcto flujo del valor, 4. Permite al cliente tomar ese valor y, 5. Perfecciona el proceso. En resumen, lo que lo anterior quiere decir es que definas el camino más simple y rápido para generar el valor que tu cliente necesita, eliminando de èsta forma la mayor cantidad de acciones que no generan valor (o sea, son basura – muda) y lo repitas cada vez de una mejor manera. Ésto, si te das cuenta, significará toda la diferencia en tu puesto de Country Manager (Womack y Jones, 1996).

¿Qué es la escalabilidad y como se relaciona con la metodología Ágil y Lean?

La escalabilidad (Wikipedia, n.d.) “es la propiedad deseable de un sistema, una red o un proceso, que indica su habilidad para reaccionar y adaptarse sin perder calidad, o bien manejar el crecimiento continuo de trabajo de manera fluida, o bien para estar preparado para hacerse más grande sin perder calidad en los servicios ofrecidos.”

Si al momento, hemos seguido los objetivos de la metodología Ágil y Lean, entenderemos que se puede lograr la escalabilidad utilizando sus principios. De la metodología Lean, podemos tomar sus cinco principios para garantizar que cada actividad que realicemos esté dentro del ámbito de la generación de valor y nos hayamos hecho maestros en el arte de generarlo para nuestros clientes. De la metodología ágil, es difícil escoger uno y solo uno de sus principios, pero si debo hacerlo para fines prácticos, me quedo con una mezcla de dos que son: “A intervalos regulares el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para a continuación ajustar y perfeccionar su comportamiento en consecuencia” y “El método más eficiente y efectivo de comunicar información al equipo de desarrollo y entre sus miembros es la conversación cara a cara.”

La aventura ágil y delgada.

Como resultado de ésta labor dentro de la nueva empresa y tu como Country Manager, es que lograste realizar las primeras iteraciones de tu proceso de administración de proyectos Ágil. En éstos primeros encuentros, has podido definir una metodología de reporte e interacción entre las diferentes áreas y éstas a su vez, han logrado convocar a sus equipos de manera tal que tanto el Equipo Central (Core Team), como los equipos especializados en cada una de las características que generan valor a tus clientes (Features teams), están en perfecta comunicación, tienen claridad del camino que deben de seguir (Roadmap), los entregables (backlog), visibilidad de los riesgos y los obstáculos que se van presentando en el día a día, que al trabajarlos te permitirán entregar recurrentemente resultados.

K.L. Ruin se suma a ésta aventura.

Después del escepticismo que todos te dijeron que siempre le caracterizaba, K.L. Ruin, nunca ha sido una persona que le guste quedarse fuera de los resultados. Es por esa razón que se sumó muy pronto a uno de los equipos que más impacto tendrá en la forma de generar valor a los clientes. Ha estado trabajando activamente, pues como bien habías definido, entendió rápido hacia dónde estabas dirigiendo la compañía. Ésta batalla la ganaste, pero ya viste que enfrente y muy pronto habrá otra más contra K.L. Ruin, tienes que seguir preparándote.

Agradecimientos finales.

Finalmente, una agradecimiento a Johanna Rothman, por haber unido éstos dos conceptos en un muy buen libro sobre el tema.

Referencias.

Wikipedia (n.d.). Escalabilidad. Consultado el 4 de febrero de 2019 en https://es.wikipedia.org/wiki/Escalabilidad

Womack, James P. & Jones, Daniel T. (1996). Lean thinking: Banish waste and create wealth in your corporation. Free press. New York.

Rothman, Johanna (2016). Agile and Lean Program Management. Puede ser consultado en https://www.jrothman.com/books/agile-and-lean-program-management-scaling-collaboration-across-the-organization/

Beck, Kent y otros (2001). Manifiesto por el Desarrollo Ágil de Software. Accesado el 4 de Febrero de 2019 en https://agilemanifesto.org/iso/es/manifesto.html