fbpx

Resiliencia empresarial en tiempos de crisis.

por Planeación0 Comentarios

Las épocas de crisis o turbulencia económica son el contexto perfecto para que muchas empresas cierren. Pero, la historia ha demostrado que estas épocas también son ideales para crear empresas sólidas y rentables. Y esto, es debido a la visión y determinación de los dueños de muchos negocios, que demuestran que no existen impedimentos para un emprendedor decidido a cumplir sus sueños y no depende del gobernante de turno, ni de la crisis del momento.

Es oportuno señalar para el soporte de la investigación a Rios, Germán. (2020). Quien expone que: “El impacto económico del COVID-19 en América Latina será considerable debido a la caída en las exportaciones, la fuga de capitales, el desplome del turismo, el colapso de las remesas y la contracción económica y el desempleo causados por las restricciones impuestas para controlar la pandemia. Lo complicado de esta crisis, aunque la región está acostumbrada a enfrentarse a choques externos, radica sin embargo en el hecho de que esta es la primera vez que tiene que hacerlo ante tantos retos de manera simultánea.” (pág. 1).

Los dueños de empresas, sus percepciones y la resiliencia empresarial

Los emprendedores que crean sus negocios en épocas de crisis suelen explotar las nuevas tendencias de mercado, estar mejor informados, tienen visión de futuro, además de tomar riesgos necesarios, gestionan sus proyectos de forma innovadora. Si alguien quiere desarrollar un negocio mientras todo el mundo cierra en medio de una recesión económica, es porque ven una oportunidad de negocios para ese momento determinado.

Hay que replantear como los dueños de pequeñas y medianas empresas perciben sus negocios, para que entiendan, que en su actividad o modelo de negocio pueden innovar para adaptarse y enfrentar los nuevos retos y oportunidades que se presentan. El desafío del futuro, está en que se promueva la innovación no sólo en tecnología, sino también sus concepciones y prácticas con respecto a la creación de nuevas empresas.

De lo cual surgen las siguientes inquietudes:

  • ¿Qué hábitos deben adoptar las PYMEs para ser resilientes empresariales?
  • ¿Cuál es la actitud que debe tener el emprendedor en medio de una crisis económica o en medio de una pandemia?

La experiencia demuestra a la innovación tecnológica como práctica creativa de resiliencia empresarial, usando las redes sociales, el marketing digital y la subcontratación de empresas externas, según sea el caso, mejorando la capacidad de improvisación y siendo flexible para actuar fuera de lo planeado.

Pero preguntara el lector ¿qué es Resiliencia?, Según Peiró R. (2020), en su artículo Resiliencia. La define como “la capacidad que tiene una persona para superar y sobreponerse a situaciones traumáticas que le ocurren en la vida”.

Este es un concepto que se utiliza mucho en el área de la psiquiatría, y se refiere a la capacidad que tienen las personas de sobreponerse a la adversidad en situaciones estresantes como: enfermedades, pérdidas de trabajo o negocio, muerte de seres queridos, accidentes, o cualquier circunstancia que ponga a prueba la capacidad humana para enfrentarse a ellas. La resiliencia en el sector empresarial es un concepto que surge de adaptar este término al mundo de la economía y la empresa.

Hábitos que deben adoptar las dueñas de PYMEs para la resiliencia empresarial

Coll M., F. (2021). Define la resiliencia empresarial como “la capacidad con la que cuenta una organización para afrontar escenarios complejos y desfavorables, y adaptarse a los cambios que estas situaciones requieren”.

La adaptación a los cambios en una empresa u organización permitirá tener una visión holística, pues permitirá que el empresario y cada uno de los trabajadores aporte su perspectiva y experiencia para la solución de un problema. De este modo, el trabajador se sentirá parte de la empresa, entenderá los objetivos generales fijados por la dirección y aumentará su sentimiento de pertenencia. Se sentirá incluido, y parte de un todo en el que también tiene importancia.

Desde el enfoque de las pequeñas y medianas empresas, se sugiere estos consejos con el fin de adoptar hábitos como áreas de oportunidad.

· Ser resilientes al cambio

Saber adaptarse al cambio y sobrellevar la adversidad en momentos de crisis es muy importante, para ello se tiene que pensar la forma en la que cada uno de nuestros negocios, dependiendo del tipo de producto o servicio que ofrezcamos, pueda transitar hacia el mundo digital y las nuevas tecnologías.

· Mantener contacto con los clientes a través de las redes sociales

La transición de una empresa física a una virtual tendrá un impacto positivo pues existirá una conexión más fuerte con los clientes. Efectuar la transición le permitirá a una Pyme tener nuevos clientes, nueva información y nuevos servicios disponibles al alcance de su puerta.

· Actualizar su sitio o red social como empresa

Actualizar la red social de la empresa, será beneficioso ya que podrá separar sanamente lo que son relaciones personales de lo que son relaciones de negocio y dará más certidumbre a los consumidores de que están tratando con una empresa y no directamente con una persona.

· Adoptar los recursos digitales disponibles

Las Pymes deben mantenerse actualizadas con herramientas digitales, dentro de sus propios centros de recursos especializados para los momentos de crisis, además de solo actualizar las páginas y mantener un contacto y un buen nivel de servicio.

Para ello se debe centrar en estos puntos:

  • Software de contabilidad y facturación, con lo cual contaras con múltiples opciones para gestionar tu empresa, desde recursos humanos y gestión de inventarios, hasta digitalización de facturas, etc.
  • Plataformas de financiación en el punto de venta 100% online que conectan a empresas, entidades bancarias y consumidores.
  • Herramientas digitales de recursos humanos. El departamento de RRHH también precisa de programas digitales, desde el momento inicial de captación de personal (a través de redes sociales como LinkedIn o plataformas como Infojobs o welcome to the jungle), hasta la preparación de nóminas, el control de ausencias, la solicitud de vacaciones o la comunicación entre diferentes departamentos.
  • Plataformas de almacenamiento en la nube. Tener un espacio de almacenamiento en la nube siempre será una buena inversión para las pymes, ya que suponen una fuente de seguridad alternativa -debido a los constantes ciberataques de datos- así como una vía que facilita el trabajo del equipo.
  • Herramientas digitales para la comunicación. El entorno colaborativo en una organización y la comunicación intrapersonal es fundamental para alcanzar el éxito de cualquier negocio.
  • Usar técnicas de investigación de mercado

Las técnicas de investigación de mercado ayudan a la toma de decisiones empresariales, brindando información sobre el mercado, competidores, productos, marketing y clientes.

Actitud que debe tener el emprendedor en medio de una crisis económica o en medio de una pandemia, para aumentar la resiliencia empresarial.

El emprendedor y el profesional debe hacer un examen de sus debilidades y sus fortalezas a nivel personal para afrontar una situación difícil, tanto las internas como autoestima, motivación, confianza en sí mismo, actitud, creatividad, autodescubrimiento, pensamiento positivo y conocimientos adquiridos a través de su experiencia, como las oportunidades y amenazas externas que provienen del entorno que puede ser un apoyo en momentos necesarios, tales como personas y recursos. La resiliencia, como una característica en los emprendedores, involucra una actitud positiva a pesar de las circunstancias difíciles, con la capacidad de buscar nuevas oportunidades, retos y relaciones para cumplir los objetivos y ser exitosos en la búsqueda de nuevos proyectos y propuestas de modelos de negocios.

Para contactar con Neddy Pedroza completa la siguiente información

Bibliografía.

Pin It on Pinterest

Share This