La nueva normalidad significa nuestro futuro inmediato y mediato, es la definición de como viviremos en los siguientes años. La expectativa, es que antes de lo que esperemos, todo vuelva a la normalidad. Es una buena expectativa, pero por algo se le llama nueva normalidad en todo el mundo. Como concepto, la nueva normalidad es y será la forma en la que viviremos una vez que todo el asunto de la COVID19 se estabilice:

  • En términos económicos.

  • También sanitarios.

  • Y no olvidemos, el comportamiento social. (Wikipedia, n.d.)

Ya han pasado meses desde que el término se recuperó. En Julio del 2020, se tenía la creencia de que la nueva normalidad solamente tendría que ver con nuevos controles sanitarios en los lugares de trabajo. En Diciembre del mismo año, la cara de la nueva normalidad ya tenía otro aspecto. Nos dimos cuenta que nada sirve tanto como el distanciamiento social, el lavado regular de manos, uso de máscaras en lugares cerrados (y el aire libre donde haya aglomeraciones) e identificar síntomas y mantenernos encerrados cuando sea así.

Cambios en el comportamiento social por la nueva normalidad.

Trabajo, celebraciones y contactos remotos.

Una de las grandes ventajas de esta nueva normalidad es a un grupo amplio de la fuerza laboral, nos permitió trabajar de forma remota. Nos vimos obligados a aprender a celebrar a la distancia. Y muchos problemas de viajes se redujeron, pero otros surgieron. Sobre todo, causado por el sedentarismo y el aislamiento. Las consecuencias más frecuentes son desde la perspectiva psicológica los trastornos emocionales, depresión, estrés, apatía, irritabilidad, insomnio, trastorno de estrés postraumático, ira y agotamiento emocional. Desde la física, el agravamiento de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, angina de pecho y en general, eventos cardiacos (Broché-Pérez, Fernández-Castillo y Reyes Luzardo, 2020).

Remedio para que esto sea más soportable para todos.

Pues, de eso hay que procurar salir a caminar o correr en los horarios menos concurridos, alrededor de nuestras casas, en nuestra colonia. Si tenemos la suerte de tener un parque cerca, pues acudamos a él. De se posible, platiquemos con la gente a la distancia, aunque sea a gritos.

Pero, hay una sugerencia mucho más atractiva. ¿Recuerdas lo que dice GaryVee sobre hacer videos documentando tu día a día? Bueno, esta es la oportunidad de oro. Dentro de cada una de esas sesiones de video conferencias, dedícale unos minutos a realizar un breve (o largo) video para redes sociales. Transcríbelos, y publícalos cada semana, varias veces por semana. Aprovecha cada minuto para promover todo lo promovible.

Cambios en el comportamiento sanitario que sucede en nuestro entorno.

La nueva normalidad exige una nueva cordialidad de los negocios hacia la comunidad, hay que proveer servicios de lavado de manos accesibles y funcionales para todo los visitantes. Está bien que haya gel sanitizante, pero nada mejor que el agua y el jabón. También, los cubrebocas son una herramienta fundamental en esta época y es algo que debes de tener disponible para tus compañeros de trabajo, familia, amigos, etc.

Todo lo demás es accesorio, pero si tus visitantes se siente incómodos porque no se toman otras medidas de control o la autoridad te lo requiere, no dudes en acatarlas. Pero de nuevo, hay que sacar beneficios de todas estas cosas. Toma fotos y videos de tus visitantes. Primero, para evidenciar las cosas hacia las autoridades y otros grupos de interés. Segundo, demostrar cómo luce el trabajo en equipo y cuando alguién tenga dudas de que esto es posible, recordarle que no es tan difícil.

Tercero, para que nunca olvidemos que por mucho que hayamos avanzado, los básicos siempre tienen que estar ahí, lavarse las manos, distanciamiento social y cubrebocas son lo más efectivo contra la pandemia.

Cómo vamos a salir de los problemas económicos que la nueva normalidad nos presenta.

Teniendo la salud a mano, entonces resta la otra mitad de la vida. Muchos no han tenido la ventaja de estar trabajando desde casa. Hay arriesgado mucho más que los demás. Y también, han mantenido una buena parte de la economía funcionando. Es muy triste como las empresas rápidamente sacan el cobre. Empresas inmensamente ricas que despiden personal para mantener sus altos márgenes de utilidad, mismas que en lo peor de la pandemia resaltaban la importancia de esa gente.

No podemos depender solamente de ellos para el futuro. Busquemos la forma de apoyar a las PYMEs locales (cada una las de nuestra comunidad). Los dueños de las PYMEs, a mantener o acrecentar los trabajos y así generar una cadena de virtuosa.

También, compartamos algo de nuestros conocimientos con las PYMES, para que puedan moverse realmente al mundo digital. Hay muchas que lo lograron, más que lo intentan, muchas ya no podrán hacerlo y nuevas que emergerán 100% digitales.

No estás sola, pide ayuda si la requieres, que la nueva normalidad no te abrume.

Ya repasamos, cada una de las nuevas acciones que estás ejecutando y las que vendrán de la nueva normalidad, puedes aprovecharlas de más de una forma. No pierdas la esperanza, cada vez está más complicado, pero también las herramientas que nos permitirán contrarrestar mejor las consecuencias que todo esto nos está trayendo.

Si de plano, estás llegando al punto en que ya no puedes, por favor busca ayuda. Estamos diversos profesionales dispuestos a apoyarte. Las cosas pueden ser mucho mejores de lo que son ahora y solo basta un correo electrónico.

Referencias

¿Tienes una MiPYME y tienes dudas sobre como mejorar?

Envíame un mensaje de texto, correo electrónico, WhatsApp, Telegram o completa este formulario de contacto.

¿Buscas un Country Manager, Director General Adjunto o Gerente General?

Danos la oportunidad de entrevistarnos.