¿Te imaginas llevando tus mascotas a la oficina?

En México, al menos en la Ciudad de México, ésta podría ser una iniciativa muy bien recibida, pero de difícil aplicación para la mayoría de las personas y empresas. Desde mi perspectiva, no me imagino que el viernes posterior al día del padre, de forma masiva todos los chilangos decidiéramos llevar nuestras mascotas al trabajo. Si de por sí el metro y otros medios de transportes ya se encuentran saturados, te imaginas como sería además si junto con las personas, además hubiera gatos, perros, tarántulas y cualquier otra especie que se pueda tener como mascota, ¿te suena caótico?

Referencias exitosas para llevar tus mascotas a la oficina.

Mascotas a la oficina (‘Take your dog to work’ day) es una iniciativa creada por Pet Sitters International cuyo objetivo es que por lo menos un viernes del año, puedas llevar contigo a tu perro (quisiera ampliarlo a otras especies de mascotas) a la oficina.

Purina, por otro lado, tiene un programa que nombró Pet at Work (Mascotas en el puesto de trabajo). El objetivo primordial es que las mascotas y las personas, pasen el mayor tiempo juntas. De éste modo, pueden obtener grandes beneficios como:

  • Mas rendimiento y productividad.
  • Más compromiso, retención y bienestar.
  • Más motivación y menos estrés.

La reunión de presentación de alternativas.

Para poder tomar la decisión, pediste a todos los interesados que pudieran proponer alternativas y soluciones. Cada quien hizo un trabajo excepcional, pero lo que no te esperabas es que el resultados de los trabajos fueran en el sentido que se presentaron:

El argumento de K.L. Ruin para no permitir llevar las mascotas a la oficina.

En ésta ocasión, era muy difícil encontrar la manera de poder contrarrestar los argumentos que tenía K.L. Ruin para poder ejecutar el plan. Lo que se planteó fue que al menos una vez al mes, las personas que así lo desearan, podrían llevar sus mascotas a la oficina. Lo cual, a algunos les pareció una exageración, mientras que otros se mostraron muy entusiasmados. Detrás existía un argumento muy fuerte, mientras que a unos les gusta tener mascotas, hay otras personas que no solamente no gustan, sino que les disgusta tener animales cerca y ambas posturas son totalmente respetables y acertadas. Éste es el argumento de K.L. Ruin.

Las mascotas a la oficina, mas cosas en contra.

En ésta ocasión, no solamente K.L. Ruin tenía argumentos para estar en contra de ésta iniciativa. Desafortunadamente, el camino para llegar a la oficina representaba otro problema relevante. Ya se habló del transporte público lo que podría limitar a que solamente un grupo reducido pudiera cumplir con el deseo de llevar sus mascotas al trabajo. También estaba el problema de la propia oficina. Ubicada en el onceavo piso de un edificio muy concurrido, cada cierto tiempo debería de permitírsele a la mascota, bajar para salir del edificio y poder hacer lo que hacen todas las mascotas cada cierto tiempo.

Ley de Murphy, si algo puede salir mal, seguramente pasará.

Cada vez está más cuesta arriba la iniciativa que permitiría a tus colaboradores llevar sus mascotas a la oficina. Otra cosa que representa un riesgo primordial, está en las propias instalaciones. Al hacer una revisión de las mismas pudieron darse cuenta que había factores de riesgo como, cables sueltos por debajo de los escritorios, mucha gente abordando los elevadores, miembros del personal llevando comida y dejándola en sus lugares o en el comedor, etc.

Te empiezas a dar cuenta que cada vez más hay posibilidades de que lo que podría ser un beneficio para los que quisieran llevas sus mascotas a la oficina, termine siendo un daño a las relaciones porque hay muchos cabos sueltos. Se tienen que hacer diversas modificaciones a la infraestructura de la oficina. Y en general, reducir el nivel de riesgo que existe alrededor de las instalaciones para que una iniciativa así sea posible.

También K.L. Ruin puede ganar (de vez en cuando).

El resultado fue abrumador. Si bien todos coincidieron que existirían muchos beneficios en que tus colaboradores acudieran a la oficina con sus mascotas, las argumentos en contra excedieron a los beneficios. Tu siempre haz sido una persona que te gusta respetar las conclusiones de tus colaboradores cuando éstas estan bien fundamentadas con datos.

Tus conclusiones para la iniciativa de llevar mascotas a la oficina.

Si bien el final fue inesperado para tí, no fue infructuoso. Por el contrario, los análisis que hicieron en tu equipo para poder llevar a cabo la iniciativa de poder llevar a sus mascotas a la oficina, descubrió algunas vulnerabilidades de seguridad en las cuales trabajar. Por otro lado, también te permitió fortalecer la unión de tu equipo al entregarles más poder sobre variables extraordinarias. Recuerda que tu siempre debes velar por el bienestar de todo tu equipo, eso mostraron ellos mostraste tu buen liderazgo.

Finalmente, es probable que logres que la iniciativa para el siguiente año sea exitosa. No estás segura(o) si será el día del Take Your Dog to Work o la semana del día mundial del perro. Pero lo que si conoces ya, es que probablemente no estás ubicado en las mejores instalaciones para competir con los grandes (medianos y chicos) en las grandes ligas, eso parece la lección invaluable de la semana.

¿Cuál es tu opinión sobre éste tema, es posible que se pueda crear una iniciativa como ésta en México?
¡Comparte tu opinión, eso es lo más importante!

Referencias.

Foto de Lum3n.com en Pexels.

Purina (n.d.) Mascotas en el puesto de trabajo. Accesado el 21 de Julio de 2019 en https://www.purina.es/pins/mascotas-en-el-puesto-de-trabajo

Wikipedia (n.d.) Take Your Dog to Work Day. Accesado el 21 de Julio de 2019 en https://en.wikipedia.org/wiki/Take_Your_Dog_to_Work_Day