Estás terminando de escuchar la conferencia de prensa de los servicios de salud de tu país. Te queda claro, que ésta crisis es algo que se debe de resolver con la ayuda de todos y que las acciones inmediatas tendrán consecuencias en el corto, mediano y largo plazo. Éstas consecuencias, serán para bien y para mal. Afortunadamente, los efectos favorables sobrepasan por mucho, los no que no son tan buenos. Pero tu no te puedes darte el lujo de hacer a un lado ninguno.

Decides que debes de poner manos a la obra. No tienes mucho tiempo, y tampoco demasiados recursos. Lo que si tienes, es un equipo que si los sabes liderar te darán resultados increíbles y también, la apertura para obtener resultados del todo innovadores. En ésta ocasión, ocuparás design thinking para resolver éste serio dilema.

¿Qué es el design thinking?

Es una metodología (Brown, n.d.) “que pone a los seres humanos en el centro y sirve para crear soluciones innovadoras basándose en las herramientas típicamente ocupadas por los diseñadores, para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología y los requisitos para el éxito empresarial.”

Ésta forma de trabajar tiene múltiples ventajas. Una de ellas es que puedes ejecutarla sin grandes inversiones. Por el contrario, es posible que la implementación en etapas tempranas de una crisis te pueda ayudar a mitigar los efectos no deseados que traería la misma. E inclusive, sobreponerte de una forma efectiva a los retos más grandes. ¿Te interesa hasta aquí?

Las ‘fases’ del proceso de design thinking.

Quiero definir el término de fases, sin dejar a un lado una de las grandes premisas del design thinking. Si bien, se habla de procedimientos y fases, se puede entender que es pertinente ejecutar una después de la otra de una manera sucesiva. Pero el proceso de design thinking no está basado en la sucesión de acciones, por el contrario, (Brown, n.d.) “no hay una única manera de ejecutar el proceso, aunque si hay algunos puntos de inicio importantes, y luce mas como un traslape de una fase con otra que un proceso.” Además, es la visión general de las situaciones lo que pudiera cambiar de un acercamiento lineal sucesivo, a una red de ejecuciones con un fin específico (en ambos casos).

Inspiración (Saber cual es el problema).

Es la razón de ser para iniciar un proceso de design thinking. En nuestro caso, la crisis inmediata que nos atañe. Lo importante, es hacer una clara definición del problema y las restricciones que el mismo presenta. No debes de hacerlo tan estricto porque de ese modo, no habrá espacio para la innovación.

Ideación (desarrollar soluciones posibles y probarlas).

Definida por la RAE como la “génesis y proceso en la formación de las ideas.” Son las alternativas que debes de seguir. Lo ideal para obtener las alternativas es ejecutar una lluvia de ideas. De ahí, ir pronto a la prueba de éstas (crear prototipos) para evaluar lo más rápido posible las alternativas de solución e ir descartando las no conformes, y mejorando y detallando las que se perfilen mejor (Brown, n.d.).

Implementación.

Serán los pasos finales para sacar el plan que hayas logrado a su ejecución de manera inmediata.

¿Cuál es el problema a resolver ante ésta crisis?

Puede ser muy complejo o muy simple. Dependiendo de tu entorno, es decir, si has venido ahorrando dinero y por lo tanto, las situaciones que se avecinan podrás sobrellevarlas sin tantos conflictos. Es probable que éste texto no sea para tí. Sin embargo, si los retos que ves son mayúsculos, es posible que éste acercamiento te sirva. Dedícale tiempo a éste asunto.

Para aumentar de manera significativa los resultados, entre más personas sean consultadas e involucradas en el proceso (que no significa que deban ser parte del grupo básico de diseño), es mejor. Por lo tanto, contacta a tus clientes de diversos giros y tamaños, a tu equipo y en general, a partes interesadas con tu negocio (inclusive las familias de empleados y/o clientes). Todos ellos te ayudarán a ir creando soluciones, refinando y probando cada una de ellas.

¿Que significa el comando descentralizado?

Por otro lado, (Babin & Willink, 2018) “el comando descentralizado es darles el poder y las herramientas, a cada una de las cabezas de área, para que ejerzan el liderazgo hacia abajo en la cadena de mando. Esto, porque no puedes estar al lado de cada uno ayudándolos con los detalles, ya que desviará tu visión de la estrategia.” En aplicación clara, la razón por la que debes de involucrar a todos los miembros posibles de la organización es porque, posteriormente, ellos deberán de encabezar la implementación de la solución.

Por lo tanto, entre más la conozcan y estén involucrados. Mucho más fácil será difundir la información que se debe. Más clara la visión y mucho más simple la implementación. El comando descentralizado, te servirá para poder ejecutar tareas mucho más complejas y grandesm en menor tiempo y con mejores resultados. No lo vas a aprender a la primera, pero definitivamente su uso te ayudará de forma significativa desde el inicio.

Nunca perder la visión de la estrategia a largo plazo.

Como ya se dijo, el objetivo es que tu nunca pierdas la visión de los objetivos a largo plazo. En éste momento, en el corto plazo, se te puede solicitar por parte del gobierno federal, estatal o municipal, que ejecutes una acción a corto plazo (paro de actividades). Sin embargo, ésta situación terminará y después, lo que queda es tu compromiso con tus clientes y trabajadores. No puedes (o no debes) hacerlo solo, por el contrario, como ya se dijo involucra a unos y otros.

Un ejemplo increíble de los resultados de una ejecución de éste tipo, es el programa que promueve el gobierno canadiense para reconvertir PYMEs que se dedican a otras cosas en productores de ventiladores, mascaras y gel antibacterial (entre otros productos). Lo mismo haz tu. Sabes que el mañana viene y que estaremos sin éste riesgo para la humanidad. Convoca a clientes, empleados y partes interesadas, sobre el que pueden crear juntos, para salir del atolladero.

¿Cómo interactúan éstas dos formas de trabajo para tu PYME?

Las recomendaciones son de lo más simple posible:

Primero.

Con un proceso de design thinking, crea diversas alternativas de solución a la crisis que tienes entre manos en éste momento. Sin perder de vista, por un lado las acciones inmediatas y sus concecuencias. En el largo plazo, como recomponer tu PYME para que en los meses posteriores a la crisis, puedas regresar a hacer lo que hacías con anterioridad. Inclusive, seguir adelante con nuevos procesos de innovación, para encontrar un nuevo camino.

Segundo.

Una parte fundamental, será involucrar en el proceso anterior a los líderes que estarán a cargo de implementar los planes que se hayan diseñado. Cada uno, debe de tener un rol y debe entender que y porqué debe de ejecutarse correctamente. Comprender también, los resultados, tiempos y reportes esperados, para que los demás puedan ejecutar las acciones que corresponderán.

Como luce el design thinking y el comando descentralizado en tu PYME.

Referencias.

  • Willink, Jocko & Babin, Leif (2018) Extreme Ownership: How U.S. Navy SEALs Lead and Win. MacMillan Audio.
  • Brown, Tim (2019). Change by Design, Revised and Updated: How Design Thinking Transforms Organizations and Inspires Innovation. HarperAudio.
  • IDEO (n.d.) Design thinking defined. Accesado el 23 de Marzo de 2020 en https://designthinking.ideo.com/#design-thinking-today
  • Foto por Markus Spiske obtenida en Pexels.