Éste es el libro que estoy estudiando en éste momento. No hay nada que pueda decir más allá que los principios que se mencionan son invaluables. El mayor de todos es, que eres el dueño de tu mundo y por lo tanto, no puede culpar a nadie sino a ti mismo por los errores y los aciertos.